Acupuntura

.

La Acupuntura es una técnica terapéutica milenaria. Forma parte de la Medicina tradicional china. Consiste en la penetración y estimulación de ciertos puntos en el cuerpo humano a través de la piel, de forma estratégica, por diferentes tipos de finas agujas.

La MTC considera al organismo como una unidad, teniendo en cuenta que no existe nada aislado e inamovible. Al ser una medicina holística y ver el cuerpo como una unidad, relaciona todos los aspectos del ser humano, físico, emocional y mental y entiende la enfermedad como una pérdida de armonía entre ellos.

acupuntura 1Se fundamenta en la relación equilibrada y autorregulada que mantienen los zang-fu (órganos-vísceras) Teoría yin/yang y los cinco elementos (Teoría de los cinco elementos): madera, fuego, tierra, metal y agua; en una relación de generación (Sheng), y equilibrio (ke).

Según dicha Medicina, la energía vital (Qi) regula el equilibrio espiritual, emocional, mental y físico. Fluye por el cuerpo a lo largo de meridianos, el cual se encuentra surcado por una intricada trama de canales longitudinales (king) y transversales (Lo). En total, se identifican 12 meridianos principales que se corresponden con 5 órganos (Zang): pulmones, bazo-páncreas, corazón, riñones, hígado y 5 vísceras (Fu): intestino grueso, estómago, intestino delgado, vejiga, vesícula biliar, 12 meridianos distintos, 12 meridianos tendinomusculares, 12 meridianos extraordinarios, además vaso de la concepción (Ren Mai) – vaso gobernador (Du Mai) y triple calentador (TR). Los meridianos están acoplados un Yin con un Yang dentro de cada movimiento (Ejemplo Corazón-Intestino delgado en el movimiento fuego) e intercambian energía para el equilibrio dinámico entre Yin y el Yang.

La MTC contempla la enfermedad como una alteración del flujo del qi, que produce un desequilibrio de las dos modalidades de energía, la modalidad yin y la modalidad yang. El trastorno puede producirse por la incidencia de factores externos como el calor, el frío, la humedad, la sequedad, el viento e internos, (provocados por las emociones asociadas a cada órgano) como la tristeza, el miedo, la ira… que pueden acabar desencadenando enfermedades. (Por ejemplo la sequedad y la tristeza continuada puede afectar al pulmón).

acupuntura 2Mediante la inserción de finas agujas en puntos específicos de cada meridiano, se intenta reequilibrar la energía en el órgano que lo rige, ya sea estimulando o deprimiendo estos puntos.

Cada uno de estos puntos de acupuntura tiene unas aplicaciones, basadas en tres principios: reequilibrar, estimular o sedar ese flujo vital. Los puntos de acupuntura que regulan el fondo energético, están situados en los antebrazos, de codos a dedos, y en la pierna, de rodillas a pies.

De esta forma, corrigiendo los desequilibrios, se estimula la habilidad del cuerpo a resistir o a vencer a las enfermedades. También ayuda a que el cuerpo produzca elementos químicos que disminuyen o que eliminan las sensaciones dolorosas.

Para llegar a un diagnóstico se realiza un extenso interrogatorio, y una precisa observación de la lengua, el pulso y el aspecto general del cuerpo.

Según los desequilibrios de la energía, el especialista selecciona los lugares específicos para estimular.

La MTC y por tanto la Acupuntura, es sobre todo una medicina preventiva.

La medicina moderna ha estudiado la Acupuntura para dar una explicación más científica a sus efectos. Todavía se desconoce cómo funciona exactamente, pero ya se sabe que actúa sobre el sistema nervioso, estimulando la actividad de sustancias analgésicas (como las endorfinas y las células del sistema inmune). También se sabe que altera la química cerebral, modificando la liberación de neurotransmisores y hormonas, afectando a las partes del sistema nervioso relacionadas con las sensaciones y las funciones involuntarias del organismo (reacciones inmunes, flujo sanguíneo, tensión arterial…).

acupuntura 3Su tratamiento es muy sencillo y no es doloroso. Es muy eficiente, y suelen obtenerse resultados muy satisfactorios en un período relativamente corto, sin complicaciones ni efectos colaterales.

El éxito de la acupuntura depende de:

– la correcta elección de los puntos de acupuntura sobre los que se ha de actuar
– el medio utilizado (tipo de aguja), que deberá ser el más adecuado en cada caso
– la forma en que sean aplicadas en los puntos
– la colaboración del paciente, ya que el mismo tratamiento puede variar en sus resultados, si no existe una gran predisposición por parte de éste

La Acupuntura puede utilizarse bien como complemento, bien como terapia única, según cada caso.

Los casos más habituales que se suelen tratar con la Acupuntura son:

– afecciones nerviosas: ansiedad, depresión, Insomnio, anorexia y bulimia nerviosa, demencia senil.
– afecciones respiratorias: asma bronquial, bronquitis, rinitis, sinusitis, inflamaciones de garganta
– afecciones digestivas: gastritis, úlcera, estreñimiento, trastornos digestivos, hernias, hemorroides
– afecciones ginecológicas: irregularidad menstrual, dolor menstrual
– afecciones sexuales: impotencia
– afecciones musculares: artritis, reuma, espasmo muscular, torsión del tobilllo, bursitis, tendinitis, ciática, torticulis, síndrome témporo-mandibular, costocondritis, dolor en hombros, codo, muñeca, caderas, rodillas y tobillos
– afecciones óseas: hernia discal, esguinces, torceduras
– afecciones neurológicas: dolor de cabeza, jaqueca, migraña, neuralgia del trigémino, paralísis facial, síndrome de Parkinson
– afecciones de oidos: tinitus, síndrome de Menier
– alergias
– control de peso
– adicción a drogas y tabaco
– enfermedades de la piel
– problemas de defensas, estados carenciales y depresivos
– dolores en general, dolores musculares, como analgésico
– esclerosis múltiple
– síndrome de fatiga crónica
– fibromialgia
– procesos inflamatorios o infecciones gripales
– afecciones oculares
– problemas de riñón
– trastornos de la circulación
– alcoholismo

Comments are closed.