Control de peso

.

El sobrepeso y la obesidad son los transtornos nutricionales más frecuentes en las sociedades modernas, calificados por la OMS como la epidemia del siglo XXI. La obesidad está aumentando de manera alarmante en los países occidentales, como consecuencia del sedentarismo de la vida moderna y los malos hábitos alimentarios. Los expertos calculan que en los próximos veinte años el número de obesos se duplicará. En la actualidad, un 43% de la población española entre 20 y 65 años sufre sobrepeso u obesidad.

Terapias recomendadas: Acupuntura, Auriculoterapia y Drenaje Linfático.

control peso 1El sobrepeso no es una enfermedad, a diferencia de la obesidad, pero si no se controla adecuadamente puede acabar derivando en obesidad. El control de peso es muy importante debido al impacto negativo que ésta tiene en la salud: mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, hipertensión, algunos tipos de cáncer, diabetes, artrosis, enfermedades digestivas, enfermedades respiratorias, hiperuricemia, problemas psicológicos, etc.

Es importante saber que si una persona tiene un aumento de peso por incremento del contenido de masa muscular o retención de líquidos, no es sobrepeso ni obesidad.

El sobrepeso es un exceso de acumulación de grasa corporal. El cuerpo no es capaz de almacenar cantidades elevadas de proteínas, o de hidratos de carbono, y todos los excesos de calorías se acumulan en forma de grasa. Esto se debe a un balance energético positivo, es decir, cuando las calorías que se consumen superan a las que se gastan. Si una persona ingiere una cantidad de energía similar a la que gasta mantiene su peso estable. Por lo tanto, contribuyen a la aparición de sobrepeso tanto la ingesta excesiva de energía (consumo de alimentos y bebidas), como el escaso gasto (inactividad, sedentarismo).

Lo más saludable es conseguir y mantener un peso adecuado y estable. Las oscilaciones de peso resultan perjudiciales para la salud y hacen que cada vez resulte más difícil perder la grasa acumulada. A medida que la persona envejece, es cada vez más importante mantener el peso.

Los objetivos fundamentales en el tratamiento del control del peso son conseguir un peso adecuado, evitar la recuperación del peso perdido y mantenerlo a lo largo del tiempo. Una perdida de peso del 10% ya aporta grandes ventajas sanitarias.

Para ello, es aconsejable combinar de forma adecuada los tres pilares en los que se basa el éxito del control del peso:

Dieta

control peso 3– Incrementar el consumo de los alimentos hipocalóricos que aportan muchas proteínas, vitaminas, minerales, etc. con una cantidad pequeña de calorías. En especial, frutas, verduras, hortalizas y cereales.

– Ser moderados en el consumo de alimentos que aportan muchas calorías y pocos nutrientes esenciales. Concretamente, grasas, aceites, dulces y bebidas alcohólicas o azucaradas.

– Corregir las deficiencias de algunas vitaminas y minerales que intervienen en el metabolismo energético (especialmente calcio, vitamina C, zinc, magnesio….).

– Aumentar el consumo de líquido, especialmente agua, en cualquier momento del día. En general, todos bebemos menos de lo deseable. En personas con excesivo apetito el agua contribuye a llenar el estómago y dejar de desear consumir alimentos. Se debe tomar un mínimo de 1,5-2 litros de agua por día.

– Distribuir los alimentos en 4-5 comidas, dado que suprimir comidas pone al organismo en situación de alarma activándose mecanismos de almacenamiento de grasa. Además, si una persona suprime una comida llega con más hambre a la siguiente, lo que lleva a comer compulsivamente más cantidad de alimentos. Suprimir el desayuno es una conducta equivocada. Tomar algo a media mañana y hacer una merienda, hace que lleguemos al almuerzo o a la cena con menos hambre y podamos elegir más acertadamente los alimentos.

– Tomar una cantidad algo inferior de calorías (respecto a las que se suelen tomar) y aumentar algo la actividad física. Es preferible un cambio ligero y mantenido, que una modificacións exageradas en la dieta y actividad, pues éstos no pueden mantenerse por tiempo prolongado, y su abandono lleva a la recuperación rápida del peso perdido.

– Planificar lo que se va a comer y hacer la compra cuando no se tiene hambre. No comprar alimentos no previstos y llevar a la mesa solo lo que se va a comer. El servirse sobre la marcha puede hacer que se tomen más alimentos de los deseables.

– Organizar las comidas con un horario concreto y comer despacio, masticando lentamente. Ser ordenado y regular en este sentido y evitar comer entre horas.

– No pesarse cada día, pues muchos factores alteran el peso y pueden confundirnos y llevarnos a la angustia. Lo razonable es pesarse una vez cada 7-10 días.

Ejercicio

control peso 2Es de vital importancia en el tratamiento del sobrepeso. La dieta sola consigue escasos beneficios si no va acompañada de un ejercicio físico moderado y constante. El ejercicio intenso y esporádico quema sobretodo glucógeno y no ayuda a quemar grasa. En individuos con exceso de peso conviene hacer ejercicio suave y gradual para evitar lesiones. Siempre resulta aconsejable aumentar el tiempo dedicado a caminar.

El ejercicio aporta:

– Reducción de la grasa corporal. Cuanto mayor sea el peso, más calorías se gastan para el mismo tiempo empleado en el desarrollo de la actividad física.

– Regulación de la presión arterial, aumenta los niveles de HDL-colesterol y disminuyen los triglicéridos.

– Mejora la sensibilidad a la insulina y el metabolismo de la glucosa.

– Aumenta la masa muscular corporal. En algunas ocasiones, ello conlleva un incremento del peso aunque disminuya el volumen corporal.

– Mejora la función articular y la densidad ósea.

– Mejora la capacidad cardiorrespiratoria.

– Efectos psicológicos positivos, ya que el ejercicio produce un mayor confort, reduce la ansiedad y ayuda a controlar el estrés.

– Disminuye la morbi-mortalidad por todas las causas, por lo que aumenta la esperanza de vida.

Terapias de apoyo

Es necesario un tratamiento integral, que garantice una pérdida de peso a largo plazo y de forma progresiva, teniendo en cuenta todos los factores implicados: grado de sobrepeso, tipo de alimentación, nivel de actividad física, motivación para cumplir con el tratamiento, etc.

Nuestras terapias intentan integrar todos los aspectos imprescindibles para alcanzar el bienestar y la salud ansiada .

Son naturales, no tienen contraindicaciones, no se acompañan de medicación y son aptas para cualquier persona, independientemente de su edad o sexo.

Se personalizan de acuerdo a la edad, constitución, actividad, localización de la grasa, presencia de celulítis, etc.

Las terapias que utilizamos son:

– Acupuntura
– Auricoloterapia
– Drenaje Linfático

Acupuntura

La Acupuntura ayuda a disminuir el apetito y estimular el sistema digestivo. Pero debe tenerse en cuenta que la Acupuntura no es una solución milagrosa a un problema de obesidad.

acupuntura 2El tratamiento consiste en insertar agujas de acupuntura en puntos específicos del cuerpo y el oído, haciendo que el cuerpo libere endorfinas que tienen un impacto calmante y relajante que ayuda a resolver las sensaciones de estrés, ansiedad y frustración que pueden llevar a las personas obesas a comer en exceso.

Con este método se consigue controlar el apetito. Las personas tienen una sensación de saciedad que les permite reducir la ingesta de alimentos.

La duración del tratamiento depende del objetivo del paciente: los kilos que desee perder.

Últimamente se han publicado informaciones sobre la aplicación de la acupunctura para adelgazar. Aunque un tratamiento con Acupuntura puede ser eficaz para disminuir el apetito y estimular el sistema digestivo, sigue siendo necesario que una persona obesa cambie su forma de vida para lograr una pérdida de peso duradera.

La acupuntura en sí no es una solución milagrosa a un problema de obesidad. Pero si el paciente está dispuesto a cambiar su forma de vida, la acupuntura puede ayudar a adelgazar.

Al insertar agujas de acupuntura en puntos específicos del cuerpo y el oído, el cuerpo libera endorfinas que tienen un impacto calmante y relajante que ayuda a resolver las sensaciones de estrés, ansiedad y frustración que pueden llevar a las personas obesas a hincharse de alimentos que engordan. Además, las endorfinas afectan al sistema digestivo y hormonal, por lo que la acupuntura puede ayudar a equilibrar dos sistemas fundamentales para adelgazar: el metabolismo y la fuerza de voluntad.

Auriculoterapia

La auriculoterapia es un método de tratamiento utilizado en la medicina china tradicional, también conocido como auriculopuntura, variante de la acupuntura, que consiste en la estimulación de los puntos acupunturales que se localizan en el pabellón auricular. Consiste en la estimulación de terminaciones nerviosas que se encuentran en el oído y le conectan con el resto del cuerpo, por lo que al ser estimulada una parte de la oreja tendrá un efecto en la parte del organismo relacionada con dicha zona.

acupuntura 4Este método de tratamiento es un microsistema de acupuntura por medio del cual se diagnostican y tratan diversas enfermedades. El abanico de tratamientos que permite es bastante amplio y la operación muy sencilla. Sobre sus resultados, se han destacado la aplicación para el control del exceso de apetito y la reducción del síndrome de adicción al tabaco, además de su utilización como anestesia en operaciones quirúrgicas.

Este tratamiento sirve para adelgazar y tratar diversas afecciones como ansiedad, compulsión por la comida, estrés, sobrepeso, obesidad, dolores, problemas digestivos, entre otros.
Es una técnica ideal para bajar de peso, ya que los balines son colocados en puntos estratégicos de la oreja permiten calmar la ansiedad y los estados nerviosos que impulsan el comer sin límites y razón. Estos balines activan diez puntos principales que actúan sobre el sistema nervioso regulando funciones como el apetito, la saciedad, la ansiedad, la sed y la tiroides.
La persona no siente permanente angustia por no comer, no está ansiosa por los platos preferidos que debe dejar de comer. El tratamiento permite bajar de peso, aunque dependerá de factores como edad, sexo, herencia genética, hábito alimenticio, actividad física, etc.

Drenaje linfático

La velocidad a la que fluye la linfa por nuestro sistema es mucho más lenta que la de la sangre. Por ello es más fácil que se acumule en determinadas zonas, dando lugar a hinchazones, que son edemas linfáticos, es decir, acumulación de líquido linfático en determinadas zonas del cuerpo. En ocasiones estas zonas se corresponden con zonas de acumulación de células grasas: caderas, abdomen, brazos, etc.

En condiciones normales, la linfa se mueve por los canales linfáticos y deriva en ganglios. Cuando se produce el edema, la linfa no es capaz de derivar en estos ganglios y se acumula. El Drenaje Linfático ayuda a que vuelva a su circuito y la acompaña hasta los ganglios donde debe drenar. Así conseguimos que desaparezca de los puntos donde se ha acumulado y que la zona recupere su aspecto normal de elasticidad y tersura.

drena 1Cuando la celulitis empieza a formarse entorpece el drenaje de la zona, produciendo una congestión del tejido conectivo, lo que a su vez empeora el drenaje, ya que se produce la compresión de capilares sanguíneos que se dilatan y provocan un edema.

Las sustancias de desecho se depositan en el tejido conectivo, si hay un mal drenaje estas sustancias se encapsulan. Así el tejido conectivo se va espesando y pasa a ser fibroso, comprime los capilares y las terminaciones nerviosas. El Drenaje Linfático moviliza la linfa y ayuda a eliminar los desechos.